viernes, 9 de enero de 2009

Hiroshima

No se si sera algun resto de radiacion o que, pero al igual
que Alemania nos lleno de una energia extrana. Por momentos uno queda
abrumado por tanto horror. Pero creo necesario poder observar y
aprender de todo.
De chico algun maestro de primario me leyo un cuento de una nena,
quien perdio a sus padres y hermanos ese 6de agosto. Ella escapo al
dragon que bajo del cielo azul. Pero no pudo escapar de la radiacion.
A los pocos anos le diagnosticaron leucemia, para la cual no habia cura.
En japon existe la creencia que al hacer 1000 gruyas de papel se te
concedera un deseo o un milagro.
Eso es lo que ella hizo. Una tras otra para asi escapar de su terrible
enfermedad.
Su cuerpo joven, lleno de vida se apago antes de completarlas.
Sus companeros y amigos de escuela completaron las mil gruyas y las
ofrecieron como ofrenda para que la nina pueda reencontrarse con sus
seres queridos.
Hoy, miles de ninos de todo el mundo depositan miles y miles de gruyas
en una estatua dedicada a esta nina en el Peace Memorial de Hiroshima,
dedicada a todos los ninos.
Los ninos son lo mas impotante que tienen los pueblos, son nuestro
futuro, nuestro hijos, y son ellos los que acarrean el mayor
sufrimiento ante toda crisis.

Chris y Naty

2 comentarios:

DareMo Shiranai dijo...

lo mas triste es q siguen bombardeando y matando x ahi, no seria mucho mas logico compartir toda esa riqueza malgastada en destruccion con el resto del mundo y asi todos viviriamos un poco mejor...

bueno, q la pasen bien en china!!
van a ir a ver al compañero momificado mao? jejeje

Darcy dijo...

Yo tambien lei ese cuento en la primaria y en ese momento creo que no llegue a entender del todo lo que significaba.

Si alguno lee esto y no lo leyo, puede hacerlo en este link http://www.chicos.net/paz/milgrullas.htm

les dejo un besote chicos!
y espero ansiosa las nuevas aventuras de chris y nati, lost in translation :P